VOLVER A SENTIR LA MAGIA DE LA NAVIDAD 

Hola a todos !

Hoy vengo a contaros , de manera resumida , mi relación con la navidad 🎄 a lo largo de mis 38 años.

Tengo vagos recuerdos de las navidades de mi infancia. Recuerdo que para mi el día más triste era el de fin de año. Mis padres , mi hermano y yo nos quedábamos los cuatro solos en casa , cenábamos y esperábamos a las doce a que tocaran las campanadas en la tele. Comíamos las uvas y a las doce y media ya estábamos en la cama.

Así han sido la mayoría de mis finales de año.

Cuando empecé a ser más mayor , once o doce años , recuerdo que para mí la navidad era una tortura.

Íbamos toda la familia al pueblo , veía a gente que casi no conocía y los mejores regalos se los llevaba mi prima.

En esa época creo que fue cuando empecé a odiar la navidad.

Los reyes magos no me traían nunca lo que pedía.

A los veinte ya empecé a comprarme mis propios regalos , aún que mi poder adquisitivo no me daba para mucho.

Empecé también a salir la noche de fin de año.

Seguía “odiando” el día de reyes , porque íbamos a casa de una de mis tías y siempre caía el mismo regalo , el típico pijama o jersey que dejaba desterrado al fondo del armario .
Hace un par de años , en las navidades del 2015 , me cogió un arranque y no quería saber nada de la navidad.

Ese año solo mande cuatro postales felicitando las navidades a las personas más allegadas. Normalmente , por estas fechas suelo mandar unas veinticinco postales. Ese año mande diez.
Y el cinco de enero del 2016 me fui de viaje. Quería desaparecer , me daban igual los regalos y lo que pensara la gente.

Me fui a pasar el fin de semana a Puigcerdà con mi marido y nuestra hija.

Fue un regalo de reyes maravilloso. Lo pasamos genial nosotros tres en nieve.

En las navidades del 2016 también me fui de viaje .
Del 26 al 31 de diciembre.

Estaba harta de comidas y cenas con gente que solo veo una vez al año y a la que no tengo porque hacerle ningún regalo .

Me fui con mi familia a Milán y ese fue el mejor regalo que podía tener.

Este año , afronto las navidades de otra manera. Desde hace seis meses he cambiado. Me noto diferente . Mi manera de ver las cosas es diferente a la de hace un año.

Las fiestas navideñas de este años , las quiero vivir saboreando cada segundo. Me dan igual los regalos materiales , el mejor regalo es estar con mi hija y mi marido.

Sigo creyendo que estas fiestas son más materiales y comerciales que otra cosa , pero quiero ser positiva y aprovechar que mi hija de ocho años aún cree en la magia de la navidad , para ilusionarme yo también y vivir estos días disfrutando cada segundo y volver a creer en la magia.

Desde hace seis meses que estoy trabajando muy duro. Nadie me paga las facturas y seguro que los regalos que me hagan , la mayoría no me gustarán , pero quiero ser agradecida y me siento afortunada de tener lo que tengo , por lo tanto voy a disfrutar de estos días como hace años que no hago.
Y lo hago por mi , porque me merezco ser feliz y la felicidad , al fin y al cabo , te la creas tu mismo.

Tengo muchos deseos para el 2018.

Me queda mucho por ver , aprender y descubrir.

Tengo muchos sueños por cumplir y espero que este nuevo año me traiga muchas oportunidades .
De los errores se aprende y de los aciertos nos quedará un bonito recuerdo .
La vida no se mide por minutos , se mide por momentos 😉

OS DESEO UN MUY BUEN AÑO 2018 Y QUE SE CUMPLAN TODOS VUESTROS SUEÑOS . 
  ¡ FELICES FIESTAS ! 🎄🎁



P.D.: Nos reencontramos de nuevo en Ca_Fe Blog el 8 de enero del 2018

Un abrazo
Cati F.

Comentarios